Loading...

Nuestra socia Patricia de Luna trabaja para visibilizar la SQM a través de su cortometraje “Es el progreso, estúpida”

  • En colaboración con la Coalición Nacional de Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple y Electrohipersensibilidad de Luna rodaba este corto hace poco más de un año y desde que comenzara su periplo por  por festivales ya cuenta con una Mención Especial a los Valores Sociales en Riau Riau; selección en la Sección Oficial Socios PNR del 29º Festival de Cine de Madrid FCM-PNR y con una selección más este mes de noviembre en la XI Muestra Asociación de Cine Bardem
  • En el cortometraje también han participado las sociasYolanda Román -montaje-, Sonia Bautista Alarcón -vestuario- y la actriz Amanda Guadamillas, quien protagoniza la historia.

25 de noviembre de 2020.- En estos días de confinamiento y cuarentena frente al Covid-19 las mascarillas, guantes y cualquier protección contra agresiones externas como el virus se han convertido en nuestro día a día. Pero esa realidad, de protección y salvaguarda de nuestro propio sistema inmune, es la rutina y la cruda realidad de los enfermos que sufren Sensibilidad Química Múltiple, una enfermedad rara, que afecta a una parte importante de la población y que todavía es desconocida para muchos. Así, la directora Patricia de Luna (PNR), en colaboración con la Coalición Nacional de Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple y Electrohipersensibilidad,  ha querido visibilizar esta patología y dar voz a los enfermos que la sufren a través del cine. En esta ocasión se ha valido del cortometraje, tal y como explica de Luna, “por ser este el formato perfecto para mostrar la triste realidad social de un sector de nuestra población que se ve obligado a aislarse. Una patología de carácter crónico y multisistémico difícil de comprender para la gran mayoría, pero que afortunadamente cada vez está recibiendo más atención por parte de las instituciones sanitarias, sobre su origen y sus causas”. La película se rodaba hace poco más de un año en Extremadura y se estrenaba a principios de marzo en Madrid en la programación oficial de La Casa Encendida. La presentación contó con la presencia de parte del equipo y después de la proyección de la obra se celebró una mesa redonda, moderada por el periodista Jose Araque, y en la que participaron médicos expertos en la materia, enfermos, la directora del filme y parte del elenco. Dentro del equipo de la producción, se encuentran varias socias de la Plataforma Nuevos Realizadores, como son Yolanda Román -montaje- o Sonia Bautista Alarcón -vestuario-; la historia está protagonizada por otra mujer muy vinculada a la PNR, la actriz Amanda Guadamillas.

Desde la Asociación, están trabajando para que la obra gire por España, y de momento comenzaba su periplo por festivales recibiendo una Mención Especial a los Valores Sociales en Riau Riau; en octubre se presentaba en la Sección Socios PNR del 29º Festival de Cine de Madrid FCM-PNR y este mes de noviembre ha estado en la XI Muestra Asociación de Cine Bardem. La agrupación quiere que el trabajo pueda verse en otros muchos rincones dando a conocer así la problemática que existe en torno al tema.

Más sobre la SQM

Esta patología se desencadena a partir de la exposición a sustancias químicas presentes en el aire -como las emanaciones de los motores diésel y gasolina o el humo de las fábricas-, en el agua -aditivos-, en alimentos -edulcorantes, colorantes artificiales-, en medicamentos, productos de higiene personal, cosméticos, perfumes, pinturas…, casi siempre en concentraciones que no se consideran tóxicas para la población en general. Es una patología con síntomas de lo más variado -fatiga extrema, dolor muscular, problemas respiratorios, gastrointestinales y/o dermatológicos, afectación cognitiva…- que pueden ser invalidantes y reducir hasta en un ochenta por ciento la calidad de vida de quien la sufre, pudiendo obligar al confinamiento en casos severos, lo que implica un aislamiento del entorno social, laboral e incluso familiar. Con frecuencia cursa con enfermedades que pueden agravar esos síntomas como el síndrome de fatiga crónica y la fibromialgia e incrementa el riesgo de desarrollar otras como la artritis reumatoide o la esclerosis múltiple. Los especialistas calculan que puede afectar a entorno al cuatro/cinco por ciento de la población. En España no fue oficialmente reconocida hasta 2014 y hace solo un par de años que existe un protocolo para que los hospitales sepan cómo tratar a los afectados. La Organización Mundial de la Salud todavía la incluye en el grupo de alergias no específicas.

Asociaciones de pacientes como la Coalición Nacional de Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple y Electrohipersensibilidad -que está detrás de “Es el progreso, estúpida”- luchan desde hace años para que sea reconocida a nivel mundial y, en el caso de España, para que las autoridades formen a los facultativos para su correcto diagnóstico y seguimiento -en muchas ocasiones se sigue derivando a las afectadas directamente a psiquiatría-, para que inviertan en investigación y para que aborden los problemas laborales a los que estas personas se enfrentan.

2020-11-25T18:47:34+00:00

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies